top of page

Blues Walk, la caminata de Lou Donaldson

Un gran álbum de jazz, necesario de escuchar al menos una vez en la vida, es Blues Walk, clasificado como bebop o hard bop. Fue publicado en 1958 y es considerado la obra maestra de Donaldson, por ser jazz ardiente y apasionado con una sección rítmica sólida. El álbum suena vital y distintivo. El saxofonista Lou Donaldson, lo impregna de su propia esencia gracias al dominio absoluto del saxo alto, su acogedora calidez y su magnífica capacidad técnica.


Este disco tiene un toque creativo ya que ¡se atrevió a incorporar conga!, lo que fue una idea brillante y un golpe maestro, logrando sombrear el ritmo y agregar algunos acentos latinos. Pero eso no es todo, a continuación, leerás porque Blues Walk es una pieza clave en el movimiento soul-jazz de principios de los sesenta.


Durante mucho tiempo Donaldson fue influenciado por Charlie Parker, pero precisamente en Blues Walk encontró la manera de combinar la inspiración que Charlie le brindaba con su propia personalidad musical de blues, desarrollando un sonido reconocible al instante. En este trabajo encontró y mostró su única voz en el saxofón alto, con un estilo propio más basado en el blues.


Sin embargo, el crédito de hacer de este disco una pieza única no es solo de Lou, ya que cuenta con un acompañamiento único: Ray Barretto, especialista en percusión latina, quien se lució en las congas , además de agregar especias y calor rítmico al álbum. Del mismo modo, participaron: Peck Morrison, bajista y compañero de Pensilvania, Dave Bailey ,el baterista y Herman Foster, pianista ciego de Filadelfia que había tocado en un par de sesiones anteriores con el saxofonista.




¿Y las canciones?


Seis piezas componen el álbum Blues walk ,la primera de ellas,homónima al EP, es un tema muy fresco gracias a su ritmo. Es la melodía característica del saxofonista en la que se luce mostrando sus habilidades de improvisación con un solo. En general, tiene un tema melódico y sonidos agridulces con algunos momentos sublimes. El segundo solo, lo desempeña Foster con el piano. Luego hay un diálogo de batería y conga entre Bailey y Barretta antes de que vuelva a entrar el saxo de Donaldson.


Move, como el nombre sugiere, es un tema mucho más alegre y animado. Lou se deja llevar, deleitándonos con una interpretación más rápida de su saxo alto. ( Como dato curioso, el gran Miles Davis grabó esta pieza con un ritmo más lento, en su sesión de 1949 para Capitol Records, que luego se lanzó como un LP llamado Birth of the Cool).


The masquerade is over, es un cover muy bien ejecutado, Donaldson le da un ritmo alegre en comparación a la versión original. La canción fue originalmente escrita por Herb Magidson y Allie Wrubel ; y grabada por primera vez en 1939 por la orquesta de Larry Clinton. En los años 50 era una balada que muchos jazzistas querían interpretar, entre ellos: Sarah Vaughan, Helen Merrill, Abbey Lincoln y Jimmy Scott.


La cuarta pieza, Play Ray, fue compuesta por Ray Barreto (saxofonista) por lo que está empapada de blues. Recordando que es el especialista en percusión latina, esta composición es para él.


Autumn Nocturne es una balada de jazz escrita por Joseph Myrow y Kim Gannon. Es una canción lenta en la que debes dejarte llevar porque Lou muestra en ella su sensibilidad, es simplemente encantadora. Después de la calma, el disco cierra eufóricamente con Callin ́All Cats, pieza que emana energía y agitación con un toque de blues en el que Fincher toca el sobresaliente solo.


En general, este es un disco realmente sensacional, cálido y conmovedor; digno de ser escuchado. El saxofón se luce con sonidos fluidos, suaves, sin esfuerzo y alegres. Es un álbum para disfrutar y dejarse llevar.




¿Quién es Lou Donaldson?


Es uno de los grandes saxofonistas de jazz vivos en la actualidad. (De hecho, está a punto de cumplir los 95 años) Cuando Blues Walk fue estrenado, tenía apenas 31 años, pero ya había adquirido el apodo de "Sweet Poppa Lou".


En 1958 ya era una figura bien establecida en la escena del jazz moderno estadounidense. Es un excelente músico de bop, talentoso para la improvisación, lo que lo hace un gran solista. Tiene fuertes influencias de blues (de ahí el título del disco) pero su estilo es fácilmente transferible al soul-jazz.


Para entenderlo, debemos remontarnos un poco a su historia de vida. Lou nació en Baden, un pequeño pueblo rural de Carolina del Norte en una familia de músicos (su madre era profesora de música). Lou comenzó a tocar el clarinete cuando era niño, sin embargo su vida cambió para siempre cuando conoció la música de Charlie Parker. Lou era adolescente cuando, tras ver actuar a Parker, tiró su clarinete para siempre y enganchado con el sonido del bebop, tomó el saxofón alto.


Hoy en día, el saxofonista se considera uno de los padres de ese sonido característico del jazz del último cuarto del siglo XX. Fue galardonado en el Salón de la Fama Internacional de Jazz en 1986. En enero de 2013 recibió la distinción más alta otorgada a un músico dentro del mundo del jazz, ya que fue nombrado NEA Jazz Máster por el National Endowment for the Arts.


32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentáře


bottom of page