top of page

Érase una vez (pero ya no): Un karaoke emocional (parte 2)

En los cuentos de hadas, hay una tendencia a terminar con la frase “y vivieron felices para siempre”, pero nadie dice lo que pasa después de la gran boda, de haber vencido al villano, del final feliz. En la serie Érase una vez (pero ya no), Manolo Caro no intenta mostrar qué pasa con la sirvienta luego de que se casa con el príncipe, ni qué pasa con la gente del pueblo después de haber roto un hechizo.


Manolo Caro inventa su propio cuento, uno donde las princesas se enamoran de lobos disfrazados de miembros de la realeza, donde los príncipes van a guerras con miedo a no regresar y donde el “felices para siempre” no es más que un mito.


Sin embargo, se trata de un mito bastante bien musicalizado, pues bien podríamos comenzar todo este tema del no amor con la canción Irresponsables de Babasónicos, donde el amor pasajero y la locura vienen de la mano, trayendo consigo un sentimiento de arrepentimiento y muestra de que muchas veces el beso tan prometido en los cuentos de hadas, no significa nada en determinadas circunstancias.



Claro, en algunos casos, en esas noches de locura se puede encontrar un buen amor, pero ese no es el tema ahora, sino esos momentos donde el amor no existe, o donde termina. Y en este último punto, la señal más clara de que el amor no va como uno esperaba, es un cambio, puede ser pequeño o grande, y a pesar de que hay cambios para bien, también los hay para todo lo contrario. Julieta Venegas aborda este tema en su canción Algo está cambiando, donde el cambio se da dentro de uno mismo y ese cambio indica que el camino a seguir va en un sentido diferente al que se está siguiendo en ese momento.



Y ese nuevo camino comienza aceptando esos cambios y poniendo límites. Eso es algo que hace Mari Trini en su canción Yo no soy esa, la cual habla sobre la idealización que puede existir por parte de otros y cómo esa idealización se rompe al momento en que sabemos quiénes somos y hasta dónde llegan nuestros límites. Así mismo, la canción también habla sobre los cambios que se pueden presentar en una persona con el paso del tiempo y la vivencia de nuevas experiencias.



Y ya que el amor se encuentra al filo del abismo por estos cambios que se dan, siempre habrá una parte de la relación que deseará que las cosas no terminen, lo cual puede ser por muchas razones, una de ellas, como se menciona en la canción Me quedaré solo de Amistades Peligrosas, es el miedo a enfrentar la soledad después de una relación amorosa, así como ciertos grados de dependencia que se pudieron haber presentado en la relación y, por lo tanto, la creencia de que sin la persona amada nuestra vida se va a ir en picada.



Claro, antes de que todo termine, siempre habrá tiempo para pedirle al amor una nueva oportunidad, de hacer promesas para que la otra persona no se vaya y tener la esperanza de que el amor seguirá adelante. De esto trata Con los años que me quedan en voz de Gloria Estefan, quien, con una voz suave, le da vida a una letra donde las segundas oportunidades vienen acompañadas de dolor, recapacitación, y juramentos de amor.


Dejando atrás esos casos donde el amor se dio y luego se terminó, o donde simplemente no existió, vayamos ahora a esos amores a la distancia, esos amores platónicos, esos amores que quieren ser, pero no son. Eso y más de Joan Sebastian, es una canción lenta y emotiva, donde se añora estar a lado de una persona y se deja claro todo lo que uno es capaz para poder lograr ese sueño, guardando siempre la esperanza de que el final feliz va a llegar.


En caso de que la canción anterior no sea suficiente para decir todo lo que no se puede expresar debido a la distancia, Luna de Ana Gabriel, es una declaración de amor y de todo el dolor que se siente al no estar junto a esa persona que tanto se quiere. Esta es de esas canciones que se cantan con todo el sentimiento que uno es capaz de experimentar.



Si bien Manolo Caro hace sufrir a todos sus personajes en la serie Érase una vez (pero ya no), también les regala momentos de ilusión, de alegría y por supuesto, un final feliz que rompe con el de muchos cuentos de hadas. Para ser testigos de esto, queda pendiente hablar sobre una historia de amor que logró ser a pesar de todo y que eso quedó plasmado gracias a una selección musical muy particular.


Entradas Recientes

Ver todo

Hearstopper: Música para enamorarse (parte 6)

Llegamos a la recta final de nuestro recorrido por la selección musical que ha acompañado a los protagonistas de la serie de Netflix, Heartstopper. Para comenzar este cierre, seguimos con las letras l

Heartstopper: Música para enamorarse (parte 5)

Una de los lugares del mundo que más se ha relacionado con la idea del amor es París, la capital de Francia. Es por esto que no sorprende que en una serie como Heartstopper haya un par de momentos aco

Heartstopper: Música para enamorarse (parte 4)

La segunda temporada de Heartstopper trajo consigo nuevos obstáculos para nuestros entrañables protagonistas, así como nos regaló una selección musical en la que aparecen varios artistas bien conocido

Comments


bottom of page