top of page

Spider-Man: La música detrás de la máscara (parte 4)

En 2008, con el estreno de Iron Man, Marvel comenzó su Universo Cinematográfico (UCM), conocido mejor por sus siglas en inglés, MCU (Marvel Cinematographic Universe). La idea de este proyecto es entretejer historias de diferentes superhéroes de los cómics de Marvel tales como Iron Man, Capitán América, Thor, y por supuesto, el Hombre Araña. Para este último las películas de Tobey Maguire y de Andrew Garfield quedaron descartadas, por lo que Marvel tuvo que buscar un tercer actor que le diera vida a este héroe y, claro, un director que se hiciera cargo de las nuevas producciones.


Es así como Jon Watts terminó dirigiendo las tres películas del UCM centradas en el personaje de Peter Parker, el cual quedó en manos de Tom Holland. Esta nueva trilogía presenta un Peter muy aventurero, inocente y fan de la cultura pop. Estas características son las que dan pie a una selección musical que recupera canciones clásicas, tanto del rock como del pop, pero que también tiene uno que otro toque un poco más moderno.


Veamos ahora algunas de las canciones que aparecen en la trilogía de Jon Watts.


Luego de haber sido reclutado por Tony Stark para pelear contra Capitán América en Civil War, Peter busca más aventuras, pero no sabe que éstas vienen acompañadas de difíciles lecciones sobre ser un superhéroe y buena música:


Can’t you hear me knocking – The Rolling Stones

Dentro de la primera película de la trilogía de Watts, esta canción aparece en el momento en que conocemos al villano de esta historia, el cual es interpretado por Michael Keaton. Parece una canción demasiado cool para un villano, pero en realidad la letra tiene un poco de sentido en esta escena, pues, dejando a un lado ciertas referencias hacia las drogas, la canción habla sobre alguien que está merodeando con intenciones misteriosas. Además, el uso del título de la canción dentro de los coros, hace una referencia a la aparición del Buitre como la nueva amenaza para la ciudad donde vive Peter Parker, por lo la canción adquiere un tono de amenaza para nuestro héroe.


Algo que llama la atención de esta rola es que de los siete minutos que dura, más de la mitad es puramente instrumental, mezclando así el rock con un poco jazz, por lo que adquiere repentinos toques de blues. De esta manera, la canción se diferencia de otras producciones más conocidas de esta banda, resultando en un ritmo bastante refrescante y agradable de escuchar.



The underdog – Spoon

Peter, tanto en los cómics como en las películas, aparenta ser una persona indefensa, por lo que muchas veces es menospreciado por sus compañeros de clase, a lo cual, dentro de la película, se suma la sensación de ser ignorado por quienes alguna vez lo consideraron útil para una pelea. Este sentimiento se ve reflejado en la letra de The underdog, que con toques pop y de rock suave, habla sobre la importancia de no hacer menos a aquellas personas que parecen “presa fácil”, ya que estas son las que podrían sorprender a muchos.


Esta canción del 2007, por lo tanto, encuentra perfecto acomodo dentro de los inicios de la cinta, cuando nuestro protagonista está un poco desesperado por volver a la acción mientras que su día a día se ve lleno de banalidades escolares.



Blitzkrieg Bop – Ramones

Con una letra bastante repetitiva, pero con un ritmo demasiado pegajoso, esta canción cierra la primera película del nuevo Spider-Man. Sin duda, escuchar esta canción puede poner de buen humor a muchos, pues su melodía energética, las guitarras que parecen ahogar el resto de la instrumentación y la manera en que las voces aparecen, dan como resultado una excelente canción para esos momentos en que se necesita algo de motivación para seguir adelante con nuestro día.




Luego de haber peleado contra Thanos, los Vengadores pierden a muchos héroes, entre ellos Tony Stark, y le toca a Peter Parker hacerse cargo de una parte de su legado mientras viaja con sus amigos por Europa y escucha música bastante variada:


I will always love you – Whitney Houston

¿Cómo olvidar la escena emotiva y cómica a la vez con la que abre esta segunda entrega de Watts? Es imposible, pues de inmediato viene a la memoria las fotografías de Tony Stark, Steve Rogers y Natasha Romanoff con esta canción de Houston de fondo.


La letra de la canción hace justicia al sentimiento de melancolía que queda después de haber visto Avengers: Endgame (2019) y da una buena entrada a la película, tanto por el humor que le inserta a la escena donde aparece como por lo icónica que es la canción en sí dentro de la música pop de los noventas.



Bongo Cha Cha Cha – Caterina Valente

A través de la música, Peter no sólo viajó a otras partes del mundo, sino también a otras épocas, pues esta canción que sirve de fondo musical a la llegada a Italia, es de los sesentas. Con un ritmo tropical y una voz muy alegre, Caterina Valente le da un toque especial a su interpretación, contagiando a la vez el buen humor que tiene toda la canción en su conjunto.



Back in black – AC/DC

Por supuesto, el rock no puede quedar atrás, especialmente cuando estamos en una película donde ronda el espíritu de Tony Stark, quien marcó su estilo musical al ritmo de AC/DC y Black Sabbath. Esta icónica canción que enlaza dos personajes muy queridos dentro del universo de Marvel, también le da a la escena que musicaliza y a toda la película en general una gran dosis de adrenalina, de energía y de buen humor gracias a ese maravilloso solo de guitarra y a la construcción de la canción en su totalidad, mostrando así el talento de una de las bandas más influyentes del hard rock.



I wanna be your boyfriend – Ramones

Nuevamente Ramones hace de las suyas y se cuela en una escena cercana al final de la película. Esta vez la canción tiene un ritmo más tranquilo, aunque igualmente alegre, e incluso un tanto romántico. Esto último queda más que claro en la letra, la cual es una manifestación del deseo de querer se la pareja de alguien. No por nada aparece cuando Peter y MJ comienzan un nuevo tipo de relación.




No way home, última película del Hombre Araña hasta el momento, llegó a la pantalla grande con gratas sorpresas para los fanáticos de este héroe, pero, también tuvo muchos momentos de sentimentalismo y drama (seguro más de uno lloró en algunas escenas de esta película), por lo cual la música pop y roquera no hicieron mucho acto de presencia, sino que la mayoría de las canciones que se pueden escuchar en la cinta son instrumentales.


A pesar de estos cabe rescatar dos canciones que hicieron que el principio y el final de la película tuvieran un poquito del buen humor que caracteriza a este Peter Parker:


I Zimbra – The Talking Heads

Con un ritmo funk de fondo, acompañamos a Peter Parker y sus amigos en el nuevo caos en el que se ha convertido su vida a partir de la revelación de su identidad secreta. Este momento caótico, donde nada parece tener sentido, viene bastante bien acompañado de esta canción, cuya letra está basada en un poema de Hugo Ball, titulado Gadji Beri Bimba, el cual fue creado durante el movimiento literario del dadaísmo donde el azar y el sin sentido de las palabras era la ley.


De esta manera tenemos una canción con una letra que no dice nada, pero que contagia de una manera muy eficiente la alegría de la instrumentación que la acompaña, la cual combina el rock con ritmos africanos.



The magic number – De La Soul

Luego de los golpes emocionales que lanza la película, vemos unos créditos bastante curiosos en cuanto a la animación, pero también por la canción que los acompaña, la cual rompe bastante con todo lo que habíamos escuchado anteriormente, pues es una canción de hip-hop.


El ritmo tranquilo de esta canción con toques de alegría, sirve como base para una letra que, entre otras cosas, hace mención del mágico número tres, el cual tiene mucho peso dentro de esta película de Marvel, ya que parece que los grupos de amigos, de aliados y de villanos deben estar conformados por tres integrantes.


Así que, a pesar de que la letra no tenga mucha relación con la figura de Spider-Man, como han hecho otras creaciones musicales dentro de las versiones de Tobey Maguire y Andrew Garfield, al final termina haciendo referencia a algo importante dentro de la trama.



Tomando en cuenta todas las canciones que hemos escuchado desde la trilogía de Sam Raimi hasta la actual trilogía de Jon Watts, parece que el rock, el pop, el hip-hop o incluso el jazz, son suficientes para definir el perfil de un superhéroe dentro de una producción cinematográfica, pues al escuchar determinadas canciones se viene a la mente algunas escenas icónicas de la película.


Sin embargo, hay algo más allá de este tipo de música que ayuda a darle a los personajes el toque justo para identificarlos. Es por esto que, en un futuro no muy lejano, hablaremos de los compositores que le dieron una personalidad inconfundible a cada una de las versiones de Spider-Man que hemos visto.


Entradas recientes

Ver todo

Hearstopper: Música para enamorarse (parte 6)

Llegamos a la recta final de nuestro recorrido por la selección musical que ha acompañado a los protagonistas de la serie de Netflix, Heartstopper. Para comenzar este cierre, seguimos con las letras l

Heartstopper: Música para enamorarse (parte 5)

Una de los lugares del mundo que más se ha relacionado con la idea del amor es París, la capital de Francia. Es por esto que no sorprende que en una serie como Heartstopper haya un par de momentos aco

Heartstopper: Música para enamorarse (parte 4)

La segunda temporada de Heartstopper trajo consigo nuevos obstáculos para nuestros entrañables protagonistas, así como nos regaló una selección musical en la que aparecen varios artistas bien conocido

bottom of page